Me llamo Marta Caballero, tengo 27 años y soy española, de Jerez de la Frontera. A lo largo de mi vida, he realizado muchos proyectos de movilidad ya que siempre me ha gustado viajar y conocer otras culturas. A parte de varios veranos en Reino Unido o Alemania, también hice mi Erasmus estudios en Tartu  (Estonia), y mi Erasmus practicas en Oxford (Reino Unido), donde me quede trabajando  4 años más y luego estudié un máster.   

Estudié Periodismo en Sevilla y en Oxford trabajé en una empresa de comunicación, análisis y relaciones públicas. En mi empresa me encargaba de comunicación política y de ONGs y trabajábamos para varias instituciones europeas. En ese momento me empecé a interesar más por la Unión Europea, sus funciones e instituciones. Por eso me alegro mucho de hacer mi voluntariado para Maison de l’Europe  de Tours, donde mi interés por la Unión Europea y mi experiencia en movilidad pueden ayudar a otros jóvenes, especialmente de zonas con menos oportunidades, a dar el salto y animarse a hacer un proyecto de movilidad en la Unión Europea. La Unión Europea ofrece muchas oportunidades de movilidad en las que se pueden adquirir muchas competencias, más allá de vivir una experiencia en el extranjero: el trabajo en equipo, la creatividad,  el emprendimiento, el uso de las tecnologías, la comunicación,  las relaciones interpersonales en ambientes multiculturales, etc. 

Conocía el voluntariado desde que me fui de Erasmus a Estonia, ya que mi compañera de piso hizo su voluntariado allí y a ella le encanto la experiencia. Siempre había querido hacer uno, ya que pienso que puede ser una experiencia personal enriquecedora. Después de acabar mi máster en Business Management en Oxford  y en vista de la incertidumbre económica causada por el Coronavirus, pensé que este era el año perfecto para irme de voluntaria. Elegí Francia porque tenía un nivel básico de Francés (lo estudie 6 años en el colegio… aunque me había olvidado de casi todo!) y estoy muy contenta con la adaptación, ya que entre las clases de francés y la integración completa en la cultura, siento que puedo avanzar mucho más rápido.  

Tanto my organización de envío como la de acogida han hecho el proceso de llegada muy ameno y me he sentido muy apoyada desde mi llegada a Tours. Al llegar ya tenía asignada una residencia. Vivo en un piso de dos con otra voluntaria europea. Y en el mismo pasillo hay otros dos pisos de voluntarios: vamos a ser 6 voluntarios europeos en total en la ciudad de Tours, pero en diferentes organizaciones. 

Todas las semanas tenemos dos talleres para promover la movilidad europea  

Las primeras tardes, los voluntarios fuimos a dar paseos y conocer más de Tours. También, nuestros mentores y tutores y otros voluntarios del servicio cívico vinieron con nosotros a dar un paseo y tomarse una bebida con nosotros el sábado por la tarde. 

El primer fin de semana que estuve en Tours fueron las jornadas de patrimonio Europeo y todos los museos eran gratitos, vimos muchos museos ese fin de semana: el de Bellas Artes, el de Historia Natural, el Castillo de Tours, el interior del ayuntamiento y el de Arte Contemporáneo …fue un fin de semana intenso!

En el segundo fin de semana aquí, quedamos con estudiantes de intercambio  que conocimos en nuestras clases de francés.  También fuimos a Amboise. Amboise es conocido porque fue la residencia de Leonardo Da Vinci en sus últimos años de vida y donde, finalmente, murió.  

Los castillos en Amboise eran preciosos, aunque ese día nos hizo un poco de frio y lluvia! 

Vivo en …..

Tour…

Museos durante las jornadas de patrimonio europeo